[author image=”https://galeriasdeartebarcelona.com/wp-content/uploads/2018/11/yo.jpg” ]Edi Kastas[/author]

¿Recuerdan la novela “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel? el nexo entre la cocina y las emociones quedó indeleble en nuestro imaginario.

El Museu Picasso ha elegido la cocina como el hilo conductor de su nueva muestra temporal. No es un tema baladí, sobretodo para quienes formando las primeras vanguardias pasaron verdadero hambre antes de ser reconocidos (Miró dijo que sus sueños surrealistas procedían de las alucinaciones que le producía el estómago vacío). Como consecuencia, después, una mesa bien dispuesta acostumbró a ser el punto alrededor del cual giraban las tertulias que marcarían el futuro del Arte, como en el célebre Le Catalan de París, o antes en Els 4 Gats (post relacionado: Els 4 Gats: Casas, Romeu, Rusiñol y Utrillo).

La muestra reúne unas 180 obras de puro Picasso: pinturas, cerámicas, esculturas, fotografías… Presentadas en orden cronológico nos ofrecen una nueva perspectiva de la vida y la obra del genio, pues la cocina nos proporciona novedosas señales de identidad: nos habla tanto del paisaje como de la historia del protagonista y pone de relieve como la cocina y la comida se sitúan en el núcleo de su universo iconográfico, también en los poemas y las obras de teatro de Picasso.

La propuesta incluye también la lectura novedosa del proceso creativo de Picasso desde el punto de vista de Ferran Adrià, que desconstruye su “cuarta perspectiva” sin perder de vista el manifiesto cubista de Apollinaire: “Nosotros no conocemos todos los colores y cada hombre los inventa nuevos“. ¿Y quién mejor que el propio Adrià? formó parte -con gran polémica en su momento- de la documenta de Kassel del 2007, legitimando el plato de comida como obra de arte.

En la obra expuesta abundan, claro, bodegones y naturalezas muertas, algunas extraordinarias. Hay obras célebres como “La Cocina” de 1948 (MoMA) y la extraordinaria escultura “El vaso de absenta” de 1914 (MET de NY), de la que les adjuntamos dos visiones. Aunque Picasso siempre nos sorprende con algo insospechado, no esperen su célebre servilleta… si es que existió; “Cualquier cosa que se diga de Picasso, lo opuesto también es verdad” (John Richardson, amigo y biógrafo).

Además de talleres y “visitas olfativas”, la exposición se extenderá por la ciudad con “menús picassianos” en distintos restaurantes.

Desde el 25 de mayo
Hasta el 30 de septiembre

Horario: durante la muestra el Museu abre toda la semana::
Lunes de 10 a 17 h
Jueves de 9 a 21,30 h
y el resto de días de 9 a 20,30 h

Entrada general:
Exposición: 6,50 €
Combinada + colección: 14 €

Gratuita:
Los jueves a partir de las 18h y cada primer domingo de mes (todo el día)
menores de 18 años
Estudiantes universitarios
Poseedores de la Tarjeta Rosa
más las condiciones habituales acreditadas
Se requiere reserva en: Reservas Museu Picasso

compra anticipada: Entradas on-line

Visitas comentadas: gratuitas, incluidas en la entrada.
Català: dissabtes 17,30h (excepto agosto)
Castellano: sábados 16,30h (excepto agosto)
Inglés: sábados 15,30h (excepto agosto)
Punto de encuentro:
En el Palacio Finestres del Museu Picasso (c/ Montcada, 23), con la entrada ya adquirida.
Requieren Reserva, también por mail: museupicasso_reserves@bcn.cat

http://www.museupicasso.bcn.cat/

Publicado por Edi Kastas

Librepensador. Estado civil: Siniestro total. Estudios: poco cuajados.

Una respuesta a “Exposición La cocina de Picasso”

Comentarios cerrados.