Home » Exposiciones Recomendadas » Ramon Llull, el ojo que ve la luz
Ramon Llull-Ars Combinatoria
Ramon Llull, Ars Combinatoria

Ramon Llull, el ojo que ve la luz

El Autor

Edi Kastas

“El Arte tiene respuestas para todo… si se sabe qué preguntar” (Ramon Llull)

Sí, yo también he asistido a conferencias sobre Ramon Llull y casi muero en el intento. Así que he intentado hacer un artículo de alcance, divulgativo. Llull se adelantó varios siglos y fue la inspiración de Leonardo y todo el Renacimiento, de Newton y la eclosión científica y creó los modelos de la computación y la Inteligencia Artificial tal como hoy las conocemos. Todo ello a caballo de los siglos XIII y XIV y bajo un principio de rabiosa actualidad: el Arte como liberador de dogmas. Vamos a hablar de Llull, brevemente.

Con este espíritu divulgador, me permitiré licencias y omisiones que ruego me disculpen los estudiosos, de entrada liquidaré en un pequeño párrafo la primera parte de su vida: Nació en Palma de Mallorca y aún joven entró en la Corte de Jaume I, quien después le nombró senescal del Reino de Mallorca y preceptor de su hijo el futuro Jaume II . Noble, rico y poderoso, lo dejó todo para perseguir una iluminación.

Su nombre era Ramon Amat, Llull es su nombre espiritual, un acrónimo que le define perfectamente formado con “llum” y “ull” (luz y ojo): “el ojo que ve la luz”. Fue un iluminado en el sentido más amplio y elogioso del término, Dios le iluminaba para liberar a la humanidad de los dogmatismos del poder, la vida social y sobretodo de la Iglesia de la época. Aunque nos ha llegado un perfil de beato, estuvo perseguido por el poder papal que le envió sicarios en varias ocasiones con el propósito de envenenarle.

Amigo íntimo de Jacques de Molay, Gran Maestre del Temple, confraternizó con los Cátaros y fue un soberbio alquimista capaz de transmutar la materia, pero un alquimista puro: no en busca del oro -efecto secundario indeseable- sino de la verdad liberadora y la purificación del alma;  no hizo amigos entre Iglesia y poderosos,  al contrario, anduvo siempre en el linde de la herejía.

Aunque el Arte es el denominador común de toda su obra, no es fácil definir su empeño, con sus 2 metros de altura debió ser el Gandalf o el Merlín de la época: filósofo, escritor, científico, médico, viajero, teólogo, alquimista, naturalista…

Como filósofo fue figura clave para enlazar el pensamiento de Platón y Aristóteles con el futuro Renacimiento; a su silogismo, a la dualidad bien/mal, añadió una tercera dimensión, un principio crucial en planteamiento filosófico y científico: la duda.

Como escritor escribió una gran novela en catalán: Blanquerna… y de paso ordenó y sistematizó la lengua. Se le atribuyen cerca de 300 libros entre tratados y novelas.
Como científico y matemático, ideó el sistema binario (ceros y unos) propio de la tecnología digital. Todavía se estudian sus mecanismos de lógica y sus métodos de combinatoria para el desarrollo de la Inteligencia Artificial. También sentó las bases de la teoría de la Gravedad, que desarrolló después Newton (también alquimista y poseedor de toda la obra de Llull).
Como alquimista y botánico fue probablemente autor ó co-autor del Manuscrito Voynich, códice que contiene secretos de la alquimia según se adivina por las ilustraciones, pues lo escribió en un alfabeto inventado entre la espiritualidad humana y el lenguaje divino, que permanece indescifrable: un lenguaje universal… pero sólo para los iniciados puros.

Laberinto Chartres

Laberinto de Chartres., contemporáneo a Llull

Y todo ello no sólo en el plano teórico. Al contrario, realizó sus célebres figuras geométricas del Ars demostrativa: discos que al girar representaban la memoria de su máquina, asociando preguntas a respuestas conforme a la lógica que desarrolló. Vean en el siguiente video de 25 segundos un ejemplo de cómo funcionaban https://www.youtube.com/watch?v=qZTn1GDGheI

 Esta era la parte de conocimiento que Ramon Llull quería difundir para liberación de la humanidad y la paz entre religiones. Luego estaba la parte hermética, la corriente de sabiduría que se remonta a miles de años antes de Cristo, cuyos axiomas se publicaron en el Renacimiento en el conjunto del “Corpus Hermeticum”.

Para profundizar en su figura y pensamiento les sugiero el libro Ramon Llull, Vida Coetánea de Jose Mª Gosálvez. Ed. Rosacruz.

En el centro del debate sobre los modelos de transmisión del saber, el CCCB inaugura el 14 de julio (2016) “La máquina de pensar. Ramon Llull i el Ars combinatoria”, que explora su impacto  en las Artes, la literatura, la ciencia y la tecnología. Combinando la documentación histórica y las miradas más recientes de artistas que se han inspirado en la obra de Llull, como David LinkTàpies, Ralf Baecker y Perejaume, la exposición da a conocer aspectos sorprendentes y desconocidos de su pensamiento, y propone entender el ars combinatoria como un precedente de las nuevas tecnologías de la información.

En el CCCB hasta el 11 de diciembre de 2016

Horario: de martes a domingo: de 11 a 20 h. Cerrado: lunes no festivos.

Entrada general: 6 €, 8€ combinada para 2 exposiciones.
Gratuita:  todos los domingos de 15.00 a 20.00.
El primer domingo de cada mes  está abierto el Mirador de 11h a 20h

Visitas comentadas incluídas en la entrada:
En català diumenges 11.30 h, en castellano sábados 11.30 h

http://www.cccb.org/ca

El Ars Santa Mònica presenta también la instalación audiovisual “Unfold” de Ryoichi Kurokawa, una experiencia de inmesrsión cuyo  punto de partida la figura de Ramon Llull. En el claustro, gratuita.

http://artssantamonica.gencat.cat/ca/

exposición-ramon llull

Sobre Edi Kastas

Librepensador. Estado civil: Siniestro total. Estudios: poco cuajados.