Jaume Plensa. La llarga nit

Observo como para los que tienen un compromiso con la búsqueda de la espiritualidad mantener la mente abierta es el principio de todo. Y compruebo que el Arte les ayuda en esa búsqueda, una Exposición es un excelente lugar (uno de los pocos que quedan) de meditación. Y quizá Jaume Plensa es el artista que más sabiamente abre ese canal de reflexión.



Plensa consigue en cada escultura un prodigio rarísimo: que tengan aura propia. Irradian una magia ancestral, telúrica.

A veces Plensa se convierte en el maestro de lo intangible, con una escultura compuesta de fragmentos en que el vacío es tan importante como la materia. Juan Carlos Vernazza, uno de nuestros lectores, lo definió como la transparencia de la sinceridad. Etérea e inabarcable como cada una de nuestras vidas.

Otras veces sus bustos adquieren solidez. No son retratos, sino contenedores del alma, con expresión de plenitud y conexión interior. Los bustos de Plensa son anamórficos: se alejan del hiperrealismo para buscar la espiritualidad,  son cabezas que se alargan como una llama que nace de la tierra, siempre con los ojos cerrados, puro wabi-sabi con sus imperfecciones y grietas en el material.

Foto: Sandra Gali

Ahora, Jaume Plensa presenta “La llarga nit” en la Galeria SENDA, una exposición con la que elogia el tiempo misterioso de la noche.

La pieza central de la exposición es “Minna’s Words“, un bronce monumental que nos sorprende suspendido a pocos centímetros del suelo. Es el busto de una joven, de casi dos metros de altura, que con un gesto de la mano invita al silencio. Detenida en un espacio liminal entre la tierra y el cielo, en el punto de contacto entre lo profano y lo divino, la pieza destaca por su carga simbólica y espiritual.

Invisible Ana es una cabeza en malla de acero, también suspendida por hilos sutiles, que sobrevuela la sala delicadamente. Una armadura metálica que, en lugar de blindar el cuerpo para protegerlo, muestra su fragilidad y sugiere que la vulnerabilidad es la auténtica fortaleza de lo humano.

Con casi tres metros de altura, Laura Asia es una escultura en bronce con la que Plensa continúa su exploración de la perspectiva a través de la distorsión de la figura,  que juega con nuestra percepción y nos invita a caminar a su alrededor para desvelar el efecto óptico. El tacto de su superficie es inolvidable Prohibido tocar… hay que acariciar, como acariciamos a un ser querido sugiere siempre Plensa.

La muestra también incluye una nueva serie de trabajos en papel Japón, formidables, fruto del incansable estudio de los rostros.

Toda la muestra genera silencio, para oírnos a nosotros mismos, para escuchar la vibración de la materia. Les sugiero fijarse no solo en las obras, también en sus sombras y en los efectos que produce la luz sobre ellas.

Inauguración: 3 de diciembre

Hasta enero de 2021, con fecha sin determinar.

En la Galeria SENDA, Trafalgar 32

Horario:
De Lunes a Sábado: de 11 a 20h.

Aforo Limitado a 40 personas.

Web de Galeria Senda

Web de Jaume Plensa

 

exposicion-jaume-plensa-barcelona

Artículo escrito por: