Home » Exposiciones Recomendadas » Juana Francés: el informalismo también era mujer

Juana Francés: el informalismo también era mujer

La trayectoria de Juana Francés podría ser un relato de “cómo ser una mujer y no morir en el intento“.  40 años de trabajo incansable, de experimentación y búsqueda incesante a través de distintos estilos, siempre acompañada del menosprecio de un machismo irracional.

Ya desde su época de estudiante, cuando organizó una exposición con compañeras de la Academia que un crítico despreció como el grupo del ovario.

El grupo que sí cofundó fue El Paso, en 1956, colectivo rebelde de la avanzada artística de posguerra, junto a Manolo Millares, Rafael Canogar, Luis Feito y Antonio Saura entre otros. Aunque lo abandonaría un año después también por desaires de género.

La Vanguardia española de posguerra fue un fenómeno irrepetible: toda una generación de artistas que alcanzó un éxito internacional sin precedentes. El Paso desde Madrid y Dau al Set desde Barcelona (lean, si les apetece, nuestro artículo dedicado a éstos bajo el título Poesia Brossaviajaron para descubrir mundo y tendencias, y resultó que la segunda Vanguardia les descubrió a ellos. Sus ecos llegaron hasta el MoMA, la Tate ó el Guggenheim de NY que rápidamente los incluyeron en sus colecciones, y deslumbraron en sucesivas Bienales de Venecia y Sao Paulo.

Si en Europa ya no era la vanguardia espontánea y febril de la preguerra, sino una academia anclada en el joie de vivre del Plan Marshall, aquella generación de creadores que se movía en el “todo está prohibido” del régimen mantenía la audacia y la capacidad de perplejidad, y sobretodo una energía sorprendente que se convirtió en un fenómeno internacional.

Una generación que se lanzó al vacío sin referentes propios, a diferencia de la del 27 que se catapultó a partir de la anterior del 98, con todo en contra, y con el único punto de partida del expresionismo abstracto de Pollock y la esencia poética de Miró.

De toda esta generación, Juana Francés fue la única mujer.

En esta época, la del informalismo matérico, se centra la muestra que nos propone la Galería Mayoral, con 14 obras extraordinarias.

El informalismo de Juana Francés es de una pureza y una radicalidad extremas, sin ninguna referencia icónica y concentrada en la tactilidad. Exploradora y alquimista, conjugaba arenas y pigmentos con otros materiales para crear texturas en las que el volumen se enfatiza con la luminosidad surgida de las capas de color de su austera paleta.

Con el tiempo sus pinturas se han convertido en presencias muy intensas, que exhalan un profundo desasosiego, el expresionismo abstracto de una mujer incansable.

En la Galería Mayoral: Consell de Cent, 286 (Balmes/Rambla Catalunya)

Inauguración: jueves 16 de enero a las 19 h.

Hasta el 28 de marzo.

Horario: De lunes a viernes, de 10 a 14h y de 16 a 20h.
Sábados, de 11 a 14h.

Entrada Libre

Web de Mayoral 

El Autor

Edi Kastas

Sobre Edi Kastas

Librepensador. Estado civil: Siniestro total. Estudios: poco cuajados.